ensaladas nutricion

Ensaladas para la menopausia

La menopausia comporta inevitablemente cambios en el cuerpo de la mujer, pero eso no significa que no debas cuidarte para evitar enfermedades y complicaciones relacionadas. Voy a contarte las características más comunes en esta etapa.

En primer lugar se produce una redistribución de la grasa corporal. Esto se traduce en que la grasa que normalmente se sitúa en glúteos y piernas cambia de lugar para colocarse en el abdomen (barriga). Este cambio acostumbra a ser el más visual y que más preocupa a las mujeres por un tema estético. Pero las consecuencias de la menopausia pueden ir más allá.

Los cambios hormonales predisponen a padecer diferentes enfermedades como la obesidad y la osteoporosis. Cuando hay un exceso de grasa en la zona abdominal se denomina obesidad androide. Este tipo de obesidad es la más peligrosa a nivel cardiovascular, es decir, a raíz de este sobrepeso se tiene más probabilidad de padecer enfermedades relacionadas con la tensión arterial, el colesterol y, en definitiva, con el corazón.

¿Qué te recomiendo para afrontar esta nueva etapa? Por un lado, que potencies la actividad física diaria y procures tomar sol con protección. De esta manera aumentarás tu gasto energético y disminuirás la desmineralización de los huesos. Por otro lado, debes tener en consideración más que nunca lo que comes para que tu alimentación te aporte todos los nutrientes que necesitas sin que ello repercuta negativamente en tu peso.

¡Qué mejor que una rica ensalada para conseguirlo! Te propongo que prepares grandes platos de ensalada para ti sola, a base de muchas hortalizas como la lechuga, los pimientos, el pepino, la zanahoria y el tomate. Además, puedes añadirle alimentos ricos en hidratos de carbono complejos que aporten fibra como las legumbres (garbanzos, judías blancas, lentejas, soja), el arroz integral o la pasta integral. Tampoco debes olvidar los alimentos proteicos como unos huevos cocidos, palitos de cangrejo, atún al natural, salmón ahumado, bacalao desalado, pavo o pollo a la plancha, taquitos de jamón serrano, etc. Y finalmente, varia entre frutos secos como las nueces y las almendras, y las frutas desecadas como los higos, los orejones y las pasas. Vigila cuando vayas a aliñarla, utiliza poco aceite y evita salsas grasas como la mayonesa o la salsa rosa. Puedes usar especies libremente y vinagre al gusto. Para conseguir un aporte extra de calcio sin aportar grasas saturadas elije un queso fresco o un queso desnatado y añádelo a tus ensaladas.

Ensaladas Relacionadas

Patrocinadores

nectari restaurant alimmenta
NUTRICIONISTA Júlia
Farré
julia@todoensaladas.com julia farre

Dietista y nutricionista, coautora de la Propuesta de Código Ético en la Profesión de la Nutrición Humana y Dietética.

Publicidad